martes, 30 de abril de 2013

El Primer Amor de Nuestros Hijos(as)

Hay amores que duran para siempre. Otros que acaban sin darnos cuenta. Pero hay veces que el primer amor deja una huella dolorosa. Los adolescentes pueden sufrir una verdadera depresión y sufrirán intensamente, entre otras cosas, debido a que no disponen de los recursos para defenderse. Esto los vuelve más vulnerables poniéndolos en situaciones trágicas. En este punto, es importante nuestro papel de padres y madres, debemos ser prudentes, no podemos hacer nada para alejar este sentimiento de dolor, es un proceso natural y por suerte “pasajero”, aceptemos sus confidencias –si las hay- ser afectuosos, que sepan que estamos ahí y que pueden contar con nosotros.
 
Lic. Edgardo Segil Manco
Servicios Diferenciados de Salud de Jóvenes
INPPARES

Menopausia y Climaterio

Todas las mujeres tienen el derecho de gozar del bienestar físico, psíquico y sexual en la etapa del climaterio y menopausia.
 
La MENOPAUSIA es la última menstruación o regla a la que sigue un periodo de un año sin reglas, esta ausencia de menstruaciones se denomina amenorrea y ocurre entre los 45 y 54 años de edad. Puede haber menopausia prematura antes de los 35 años, también puede haber menopausia artificial por medicamentos o después de actos quirúrgicos que eliminan los ovarios (castración).
 
La menopausia natural marca el paso de la vida reproductiva a la no reproductiva y se debe a que los ovarios dejan de producir hormonas femeninas (estrógenos) y por ello se pueden presentar algunas molestias.
 
El CLIMATERIO, es la etapa en la que la mujer experimenta un descenso de la producción de las hormonas ováricas (estrógenos) y ocurre entre los 40 a 65 años de edad.
 
Dr. Hugo Calle Rodríguez
Gineco – Obstetra
Clínica Central del INPPARES

Los Problemas Más Comunes en la Relación de Pareja

La recomendación es evaluar sus debilidades y fortalezas que tienen cada uno como personas y como pareja. Otros elementos necesarios para mantener una relación estable en el tiempo son: el diálogo afectivo y efectivo, el respeto y la consideración, la confianza en la pareja, el compromiso, la amistad y compañerismo. Así como una adecuada dosis de erotismo y pasión. Todos estos elementos le darán a su relación esa felicidad y madurez que tanto desean.
 
Lic. Stuart Oblitas R.
Psicólogo / Psicoterapeuta
Clínica del Hombre de INPPARES

miércoles, 3 de abril de 2013

Información para la familia: los niños y el divorcio

Hoy en día, de cada dos matrimonios uno termina en divorcio y muchas de las parejas divorciadas tienen niños de diferentes edades. Los padres que se están divorciando a menudo se preocupan acerca del efecto que el divorcio tendrá en sus hijos. Durante este período difícil, los padres puede que se preocupen por sus propios problemas, pero continúan siendo las personas más importantes en la vida de sus hijos, recordando que el núcleo familiar de sus hijos está haciendo afectado.
 
Mientras los padres bien pueden sentirse desconsolados o contentos por su divorcio, igual los niños se sienten asustados y confundidos por la amenaza a su seguridad personal. Algunos padres se sienten heridos o abrumados por el divorcio que buscan la ayuda y el consuelo de sus hijos. El divorcio puede ser malinterpretado por los niños a no ser que los padres les digan lo que les está pasando, cómo les afecta a ellos y cuál será su suerte.
Los niños con frecuencia creen que son la causa del conflicto entre su padre y su madre.
 
Muchos niños asumen la responsabilidad de reconciliar a sus padres y algunas veces se sacrifican a sí mismos en el proceso. En la pérdida traumática de uno o de ambos padres debido al divorcio, los niños pueden volverse vulnerables tanto a enfermedades físicas como mentales. El hablarle a los niños acerca del divorcio es difícil. Los siguientes consejos pueden ayudar a los niños y a los padres con el reto, y el estrés sobre estas conversaciones:
 
  • No lo mantenga en secreto o espere hasta el último momento.
  • Infórmeselo a su niño junto con la pareja.
  • Mantenga las cosas de manera simple y directa.
  • Dígale que el divorcio no es culpa de él o ella.
  • Admita que ello será penoso  para todos.
  • Asegúrele a su niño que los dos todavía lo quieren y que siempre serán sus padres.
Los padres deben darse cuenta de alguna señal en sus hijos como: estrés, los más  pequeños pueden reaccionar al divorcio poniéndose más agresivos, problemas de conducta, bajo rendimiento escolar, retrayéndose en sí mismos. Los niños mayores pueden sentir mucha tristeza, sentimiento de pérdida. Ya sea como adolescentes o como adultos, los hijos de parejas divorciadas a menudo tienen problemas en sus relaciones y con su autoestima.
 
Los niños tendrán menos problemas si saben que su mamá y su papá continuarán actuando como padres y que ellos los seguirán ayudando aún cuando el matrimonio se termine y el padre y la madre no vivan juntos. Las peleas continuas y frecuentes acerca de la custodia de los hijos o la coerción a los niños para que se pongan de parte del papá o de la mamá les pueden hacer mucho daño a los hijos y pueden acrecentar el daño que les hace el divorcio. Se necesitan padres que estén conscientes que deben preparar a sus hijos para dar este gran paso y así los niños no salgan dañados emocionalmente. Si se observan los indicadores mencionados, deben llevar a sus hijos a una ayuda psicológica para que el estrés del divorcio sea más fácil para toda la familia. La psicoterapia para los niños de una pareja divorciada y para los padres divorciados puede ser de gran beneficio para que puedan superar esta etapa crucial de padres e hijos.
 
Mg. MARISOL LINARES SAMAN
C.Ps.P-Nº 03907
INPPARES Ate Teléfono: 351- 3628
www.inppares.org

Recomendaciones para evitar la obesidad infantil

  • La madre gestante debe alimentarse adecuadamente para no dar a luz niños obesos.
  • La LACTANCIA MATERNA insustituible, protege a los  niños de la obesidad.
  • Inculcar buenos hábitos de alimentación, establecer horarios, no servirle al niño porciones excesivas, proporcionarle alimentos nutritivos como el pescado, menestras, quinua, kiwicha, papa, camote yuca, frutas, verduras, somos un  país privilegiado con mucha diversidad de alimentos muy nutritivos y no los aprovechamos.
  • MINIMIZAR el consumo de golosinas, gaseosas, frituras, hoy en día  ocupan un liugar importante en la alimentación  de la mayoría de los hogares, dañando  a toda la  familia.
  • Los niños deben tener un control continuo de peso y talla no solamente durante el primer año de vida sino hasta los18 años, por lo que invoco a los padres llevarlos donde el Nutricionista, para que sean evaluados   nutricionalmente y poder corregir a tiempo cualquier problema de   malnutrición  ya sea por déficit o por exceso de alimentación.
  • Si su niño, ya presenta sobrepeso u obesidad acuda rápidamente donde el especialista  nutricionista, para que reciba el tratamiento respectivo con la finalidad de que recupere su peso normal y por ende su salud.
Lic. Rosalía Bernabé Aymas
            Nutricionista
Clínica Central del INPPARES

Sexualidad Infantil

Actualmente, el niño conoce una serie de opiniones sobre sexualidad que le da la madre, el padre, la abuela, la profesora. “Entonces se deben aunar criterios en cuanto a la enseñanza, para que más o menos conversemos del mismo tema”.


Tanto así, que la sexualidad del niño puede depender incluso del comportamiento, afinidad y afectividad de los padres cuando novios. Una educación sexual debe estar en concordancia con la afectividad y los valores vividos y transmitidos en el hogar, tales como el amor, el respeto hacia el otro, la fidelidad, entre otros, Con todo, la tarea educativa “es un proceso gradual y no una simple conversación o la respuesta para evadir algunas preguntas.
 
Respecto del nacimiento, “se le debe señalar que un gran porcentaje de niños sale por la vagina, una vez que el feto o ser que se estaba desarrollando en el útero de la mamá alcanza la madurez necesaria para ello. Esto ocurre  aproximadamente nueve meses”. Los niños son juguetones, son curiosos. Las cosas que preguntan no es por picardía, es por curiosidad. O sea, uno tiene que ser más sano en cuanto a lo que los niños están pensando o preguntando”.
La confianza es otro punto relevante, porque dependerá de ella la comunicación con los hijos en la adolescencia. 


MG. MARISOL LINARES SAMAN
    PSICOLOGA DE INPPARES
              C.Ps..P-Nº 03907