jueves, 30 de mayo de 2013

Sexualidad en nuestros adultos mayores

Al abordar la temática de la vida sexual en la tercera edad, nos enfrentamos  a un doble inconveniente; ahondar en las particularidades de la vejez, suele resultar una tarea agobiante no solo por la falta de información y datos investigados al respecto, también porque la problemática de esta etapa es generalmente abordada desde su carácter negativo, sin valorizar, ni considerar las ganancias y riquezas que alcanza dicha etapa.
 
Se trata de un concepto de sexualidad mucho más amplio al que normalmente es considerado, se trata de disfrutar el placer del contacto corporal y la comunicación, así como la seguridad que produce el sentirse querido y deseado.  La sexualidad incluye todas las formas de expresión, desde la aproximación al tacto, la intimidad emocional, la compañía, auto estimulación y no solamente el coito, una sexualidad en la que el placer es encontrado en la intimidad compartida, en el encuentro y descubrir y ser descubierto es mimarse los cuerpos y en definitiva las múltiples manifestaciones del placer de lo erótico, es esencialmente una forma de comunicación entre las personas de intercambio afectivo de expresión de ternura y de necesidad del otro.


Lic. Patricia Espinoza Castellares
INPPARES
informes@inppares.org