viernes, 30 de abril de 2010

INFECCIONES VAGINALES

La infección vaginal es la inflamación e infección de la mucosa vaginal producida por algún agente infeccioso; motivo frecuente de consulta al ginecólogo.
Las tres infecciones vaginales más frecuentes son :
  • Vaginitis por tricomonas, es una leucorrea de aspecto espumoso, color verde aireado, con olor fecaloide.
  • Vaginitis por candida, leucorrea blanca tipo requesón generalmente no mal oliente.
  • Vaginosis bacteriana , leucorrea acuosa o cremosa olor a pescado.

La LEUCORREA (descenso) es el flujo blanquecino de las vías genitales femeninas.

La leucorrea normal o fisiológica es de color claro o ligeramente castaño, aspecto flocular en poca cantidad e inoloro.

Si se modifican estas características en cuanto a cantidad, color y olor o sienten molestias ya es patológica.

Estas infecciones pueden presentar estas manifestaciones clínicas:

  1. Leucorrea es el síntoma más frecuente acuoso o purulento generalmente fétida.
  2. Otro síntoma es la quemazón, ardor y el prurito.
  3. En algunos casos escoriaciones vulvares y en la cara interna de los muslos.
  4. A veces dispareunia superficial (dolor durante las relaciones sexuales).

El diagnóstica de estas infecciones se realiza mediante una buena historia clínica: interrogatorio y antecedentes; cuadro clínico y cultivo de secreción vaginal.

Es importante señalar que existe tratamiento para cualquier tipo de vaginitis según la etiología de la misma. Se recomienda tratamiento de la pareja para evitar recurrencia.

Los factores que predisponen a este tipo de infecciones son:

  • Cambio de clima de fresco a cálido.
  • El embarazo favorece la candidiasis
  • La diabetes
  • El sagrado menstrual como medio de cultivo.
  • Los anticonceptivos orales
  • Los dispositivos intrauterinos
  • Los antibióticos de amplio espectro
  • Los corticoides
  • Los tampones vaginales
  • Los inmunosupresores ( cancerígenos)

Para prevenir la vaginitis se recomienda:

  • Evitar el uso de ropa apretada que carezca de ventilación.
  • Usar ropa interior de algodón antes que de material sintético.
  • Evitar el uso de sprays o duchas vaginales.
  • No tomar baños de burbujas o usar jabones perfumados.
  • Después de usar el baño, asearse desde el frente hacia atrás, para ayudar a prevenir la transferencia de bacterias intestinales desde el área anal a la vagina.
  • No usar por mucho tiempo ropa húmeda o ropa de baño mojada.
  • Disminuir la ingestión con la dieta de azucares, alcohol, cafeína, comidas rápidas, comidas procesadas, grasas animales saturadas y productos con harina refinada.
  • Realizarse su higiene íntima y de la pareja antes y después de cada relación.
  • Usar condones si hay factores de riesgo.


Dra. Lia Paz Arrascue
Gineco – Obstetra
C.M.P. N° 21661 - RNE 16044
Clínica Central del INPPARES

No hay comentarios:

Publicar un comentario