viernes, 30 de abril de 2010

RIESGO REPRODUCTIVO

La meta de la obstetricia moderna y el deseo de toda mujer gestante es conseguir recién nacidos sanos y que el organismo de la mujer no sufra lesiones atribuibles a su maternidad.

Sin embargo, en el mundo anualmente fallecen 650 mil mujeres por causas asociadas a la gestación, parto y post parto. El Perú también tiene una alta tasa de mortalidad materna.

Cuando hablamos de riesgo reproductivo en general, debemos diferenciar el riesgo reproductivo del riesgo obstétrico.

El riesgo reproductivo es la probabilidad (grado de peligro) de enfermedad o muerte que tiene la mujer o su futuro hijo en caso de un embarazo en condiciones no ideales.

El riesgo obstétrico es el peligro de enfermedad o muerte que tiene la mujer o su futuro hijo en un embarazo presente.

Para prevenir el riesgo reproductivo o el riesgo obstétrico lo recomendable es visitar al gineco-obstetra por lo menos una vez al año.

Dentro de los riesgos reproductivos tenemos:

  • Anomalías o defectos pélvicos que dificultan la posibilidad de parto vaginal, obligando a una cesárea que, como toda intervención quirúrgica, trae sus riesgos.
  • Baja estatura por debajo de 1.50 mts. de estatura
  • Edad superior a los 35 años o por debajo de 16 años.
  • Fumadora (más de 10 cigarros al día)
  • Gestación de gemelos por existir retraso de crecimiento intrauterino.
  • Diabetes gestacional, hemorragia del primer trimestre, aumento o disminución excesiva de peso, infecciones (hepatitis, herpes, VIH/SIDA, etc.), infección urinaria, multiparidad (4 hijos o más), espaciamiento de un embarazo y otro menor de 12 meses, VDRL positivo o sífilis.

Otros riesgos más severos son: amenaza de parto prematuro, anemia, enfermedades del corazón (cardiopatías), drogadicción y/o alcoholismo, mal formaciones fetales, presentación anómalas (ejemplo: placenta previa), riesgo de retraso del crecimiento intrauterino y diabetes grave.

El reto que se nos presenta para poder prevenir y disminuir el riesgo reproductivo y obstétrico es el de promover la maternidad saludable y segura con educación, que debe iniciarse en la niñez, además de brindarse educación en nutrición, en control prenatal, asistencia profesional del parto, atención de las emergencias obstétricas, atención post parto y del recién nacido, promover la lactancia y el uso de una metodología anticonceptiva eficaz desde el post parto.



Dr. Raúl Bendezú Carrillo
Director Médico
INPPARES

No hay comentarios:

Publicar un comentario