miércoles, 30 de junio de 2010

Hombres y la Anticoncepción

Hablar de métodos anticonceptivos para hombres nos conduce a los temas de sexualidad, a las infecciones de transmisión sexual (ITS), al SIDA y a los embarazos no planificados. Y es que incrementar el compromiso y la responsabilidad conjunta de los hombres en el campo de la salud sexual y reproductiva, específicamente en la planificación familiar, es uno de desafíos de las organizaciones con trabajo en salud, una de ellas INPPARES.

“Involucrar a los hombres” puede significar un aumento en el uso de uno o más anticonceptivos o promover que alienten a sus parejas a utilizar los métodos femeninos. De ahí que sea importante mejorar la comunicación en la pareja, pues esto ayudará a incrementar el uso correcto de la anticoncepción y la disminución de casos de infecciones de transmisión sexual y los embarazos no deseados.

El método del retiro, la abstinencia periódica, los condones y la vasectomía son métodos que comúnmente están disponibles para los hombres y que son de utilidad para evitar los embarazos, si son utilizados correctamente.

De todos los métodos anticonceptivos, el más conocido es el condón y uno de los más antiguos, sin embargo, usado muchas veces inadecuadamente.
La ventaja del preservativo o condón es la de prevenir el embarazo y las ITS, VIH/SIDA.

Otro método que concita la atención de los hombres es la vasectomía. El Dr. Abelardo Peña, especialista en planificación familiar del INPPARES la describe como una pequeña operación, con una duración aproximada de 15 minutos, que se realiza cuando se ha decidido no tener más hijos. Durante la operación se cortan y ligan los conductos deferentes (por donde transitan los espermatozoides desde los testículos hacia la uretra y el exterior) impidiendo así su paso.

Según el especialista, la vasectomía es cada vez más solicitada por los varones, quienes luego de acceder a una mayor información en la Consejería, previa a la operación, despejan sus mitos y temores en torno a su sexualidad y a su fisiología. Entre ellos: perder su virilidad, volverse impotentes y no tener sensaciones placenteras durante la eyaculación. Sin embargo, sucederá todo lo contrario, sus relaciones serán más placenteras ya que no habrá el temor de un posible embarazo.

Recordemos que la sexualidad y la anticoncepción van de la mano, su uso correcto y la comunicación de pareja contribuirán a hacer prevaler nuestros derechos, en esta oportunidad uno de los derechos sexuales y reproductivos.


Departamento de Imagen Institucional
INPPARES

No hay comentarios:

Publicar un comentario