viernes, 30 de abril de 2010

OSTEOPOROSIS: CAUSA DE FRACTURAS EN MUJERES Y ANCIANOS

La osteoporosis es una disminución de la masa ósea y de su resistencia mecánica que ocasiona susceptibilidad para las fracturas. Es la principal causa de fracturas óseas en mujeres después de la menopausia y ancianos en general. La osteoporosis no tiene un comienzo bien definido y hasta hace poco, el primer signo visible de la enfermedad acostumbraba a ser una fractura de la cadera, la muñeca o de los cuerpos vertebrales que originaban dolor o deformidad; pero hoy en día gracias a las campañas de despistaje de osteoporosis se diagnostica precozmente y se actúa preventivamente.


Los huesos están sometidos a un remodelado continuo mediante procesos de formación y resorción, y también sirven como reservorio de calcio del organismo. A partir de los 35 años se incia la pérdida de pequeñas cantidades de hueso. Múltiples enfermedades o hábitos de vida pueden incrementar la pérdida de hueso ocasionando osteoporosis a una edad más precoz. Algunas mujeres están, también, predispuestas a la osteoporosis por una baja masa ósea en la edad adulta.

La menopausia es la principal causa de osteoporosis en las mujeres, debido a disminución de los niveles de estrógenos. La pérdida de estrógenos por la menopausia fisiológica o por la extirpación quirúrgica de los ovarios, ocasiona una rápida pérdida de hueso. Las mujeres, especialmente las caucásicas y asiáticas, tienen una menor masa ósea que los hombres. La pérdida de hueso ocasiona una menor resistencia del mismo, que conduce fácilmente a fracturas de la muñeca, columna y la cadera.

El riesgo es 2 a 4 veces mayor en las mujeres que en los hombres. La probabilidad de fracturas de cadera aumenta 1.3 % por año en mujeres mayores de 65 años y la mitad en el caso de los hombres.

La Densitometría ósea es el único método que nos permite hacer el diagnóstico oportuno de esta enfermedad y comenzar lo antes posible con las medidas adecuadas para el tratamiento, la osteoporosis debe ser confirmada por densitometría.

La Densitometría Ósea es un estudio inocuo, que no requiere de preparación y de costo accesible. En minutos nos ofrece los valores de densidad ósea para diagnosticar tratar y monitorear los tratamientos. Concluimos en que para hacer un diagnostico confiable de osteoporosis la masa ósea debe ser cuantificada por densitometría.



Dr. Walter Maceda Núñez
Endocrinólogo
CMP 15732 – RNE 7579
Centro Especializado de Ayuda Diagnóstica
INPPARES

CLIMATERIO – MENOPAUSIA

Debemos decir que todas las mujeres en la etapa del climaterio y menopausia, tienen el derecho de gozar del bienestar físico, psíquico y sexual.
Así pues, definimos lo que es la menopausia como la última menstruación o regla a la que sigue un periodo de un año sin menstruar, esta ausencia de menstruaciones se denomina amenorrea y ocurre entre los 45 y 54 años de edad.
Puede haber menopausia prematura antes de los 35 años, también pueden haber menopausias artificiales (por medicamentos o después de actos quirúrgicos que lesiona o extirpan los ovarios, lo que se llama castración).
La menopausia natural marca el paso de la vida reproductiva a la no reproductiva y se debe a que los ovarios dejan de producir hormonas femeninas (estrógenos) y es por ello que pueden presentar algunas molestias.
Climaterio es la etapa en la que la mujer experimenta un descenso de la producción de las hormonas femeninas (estrógenos) y ocurre entre los 40 y 65 años. Pueden presentarse algunos síntomas como son: las alteraciones menstruales, bochornos, sudores nocturnos, taquicardias y mareos, y un poco más adelante cansancio, insomnio, fragilidad emocional, llanto fácil, disminución del deseo sexual.
Todos estos síntomas y molestias generalmente se presentan en la fase pre menopausia. También hay síntomas genito urinarios, sequedad de la mucosa vaginal, incontinencia urinaria, alteraciones en el colesterol, aumento de peso. Disminución del calcio en los huesos (osteoporosis).
Todas estas molestias se pueden presentar en un gran porcentaje de mujeres, mas no en todas. Si consideramos que esta etapa de la vida de las mujeres es normal por la disminución de la función ovárica, es pues recomendable asistir a la consulta médica para recibir el tratamiento adecuado que generalmente puede ser con hormonas de reemplazo, para lo cual el médico debe investigar si no hay contraindicaciones.
Es necesario investigar en forma rutinaria a todas las mujeres mayores de 40 años con una mamografía, dosaje de colesteroles, ecografía del útero y del ovario y más adelante en las mujeres de más de 50 años, hacerle una densitometría ósea total, para descartar la osteoporosis.


Dr. Hugo Calle – Ginecólogo
CMP 4159
Clínica Central del INPPARES

INFECCIONES VAGINALES

La infección vaginal es la inflamación e infección de la mucosa vaginal producida por algún agente infeccioso; motivo frecuente de consulta al ginecólogo.
Las tres infecciones vaginales más frecuentes son :
  • Vaginitis por tricomonas, es una leucorrea de aspecto espumoso, color verde aireado, con olor fecaloide.
  • Vaginitis por candida, leucorrea blanca tipo requesón generalmente no mal oliente.
  • Vaginosis bacteriana , leucorrea acuosa o cremosa olor a pescado.

La LEUCORREA (descenso) es el flujo blanquecino de las vías genitales femeninas.

La leucorrea normal o fisiológica es de color claro o ligeramente castaño, aspecto flocular en poca cantidad e inoloro.

Si se modifican estas características en cuanto a cantidad, color y olor o sienten molestias ya es patológica.

Estas infecciones pueden presentar estas manifestaciones clínicas:

  1. Leucorrea es el síntoma más frecuente acuoso o purulento generalmente fétida.
  2. Otro síntoma es la quemazón, ardor y el prurito.
  3. En algunos casos escoriaciones vulvares y en la cara interna de los muslos.
  4. A veces dispareunia superficial (dolor durante las relaciones sexuales).

El diagnóstica de estas infecciones se realiza mediante una buena historia clínica: interrogatorio y antecedentes; cuadro clínico y cultivo de secreción vaginal.

Es importante señalar que existe tratamiento para cualquier tipo de vaginitis según la etiología de la misma. Se recomienda tratamiento de la pareja para evitar recurrencia.

Los factores que predisponen a este tipo de infecciones son:

  • Cambio de clima de fresco a cálido.
  • El embarazo favorece la candidiasis
  • La diabetes
  • El sagrado menstrual como medio de cultivo.
  • Los anticonceptivos orales
  • Los dispositivos intrauterinos
  • Los antibióticos de amplio espectro
  • Los corticoides
  • Los tampones vaginales
  • Los inmunosupresores ( cancerígenos)

Para prevenir la vaginitis se recomienda:

  • Evitar el uso de ropa apretada que carezca de ventilación.
  • Usar ropa interior de algodón antes que de material sintético.
  • Evitar el uso de sprays o duchas vaginales.
  • No tomar baños de burbujas o usar jabones perfumados.
  • Después de usar el baño, asearse desde el frente hacia atrás, para ayudar a prevenir la transferencia de bacterias intestinales desde el área anal a la vagina.
  • No usar por mucho tiempo ropa húmeda o ropa de baño mojada.
  • Disminuir la ingestión con la dieta de azucares, alcohol, cafeína, comidas rápidas, comidas procesadas, grasas animales saturadas y productos con harina refinada.
  • Realizarse su higiene íntima y de la pareja antes y después de cada relación.
  • Usar condones si hay factores de riesgo.


Dra. Lia Paz Arrascue
Gineco – Obstetra
C.M.P. N° 21661 - RNE 16044
Clínica Central del INPPARES

RIESGO REPRODUCTIVO

La meta de la obstetricia moderna y el deseo de toda mujer gestante es conseguir recién nacidos sanos y que el organismo de la mujer no sufra lesiones atribuibles a su maternidad.

Sin embargo, en el mundo anualmente fallecen 650 mil mujeres por causas asociadas a la gestación, parto y post parto. El Perú también tiene una alta tasa de mortalidad materna.

Cuando hablamos de riesgo reproductivo en general, debemos diferenciar el riesgo reproductivo del riesgo obstétrico.

El riesgo reproductivo es la probabilidad (grado de peligro) de enfermedad o muerte que tiene la mujer o su futuro hijo en caso de un embarazo en condiciones no ideales.

El riesgo obstétrico es el peligro de enfermedad o muerte que tiene la mujer o su futuro hijo en un embarazo presente.

Para prevenir el riesgo reproductivo o el riesgo obstétrico lo recomendable es visitar al gineco-obstetra por lo menos una vez al año.

Dentro de los riesgos reproductivos tenemos:

  • Anomalías o defectos pélvicos que dificultan la posibilidad de parto vaginal, obligando a una cesárea que, como toda intervención quirúrgica, trae sus riesgos.
  • Baja estatura por debajo de 1.50 mts. de estatura
  • Edad superior a los 35 años o por debajo de 16 años.
  • Fumadora (más de 10 cigarros al día)
  • Gestación de gemelos por existir retraso de crecimiento intrauterino.
  • Diabetes gestacional, hemorragia del primer trimestre, aumento o disminución excesiva de peso, infecciones (hepatitis, herpes, VIH/SIDA, etc.), infección urinaria, multiparidad (4 hijos o más), espaciamiento de un embarazo y otro menor de 12 meses, VDRL positivo o sífilis.

Otros riesgos más severos son: amenaza de parto prematuro, anemia, enfermedades del corazón (cardiopatías), drogadicción y/o alcoholismo, mal formaciones fetales, presentación anómalas (ejemplo: placenta previa), riesgo de retraso del crecimiento intrauterino y diabetes grave.

El reto que se nos presenta para poder prevenir y disminuir el riesgo reproductivo y obstétrico es el de promover la maternidad saludable y segura con educación, que debe iniciarse en la niñez, además de brindarse educación en nutrición, en control prenatal, asistencia profesional del parto, atención de las emergencias obstétricas, atención post parto y del recién nacido, promover la lactancia y el uso de una metodología anticonceptiva eficaz desde el post parto.



Dr. Raúl Bendezú Carrillo
Director Médico
INPPARES