martes, 1 de febrero de 2011

Dermatitis Atópica

La dermatitis o inflamación de la piel es la causa más frecuente de consulta dermatológica sobretodo en los niños. Tiene diferentes formas de presentación, desde las formas agudas húmedas con exudación y ampollas hasta las formas crónicas secas con engrosamiento y oscurecimiento de la piel, siempre acompañado de picazón intensa que complica las lesiones con infecciones secundarias por el rascado y por la falta de cuidados.

En primer lugar, es necesario explicarle al paciente y a la familia la naturaleza y comportamiento de la enfermedad para que puedan tomar las medidas necesarias para evitar los cuadros.

Durante el verano la protección solar es fundamental, en los pacientes con lesiones más complicadas se requiere el uso bajo supervisión dermatológica de productos antinflamatorios tópicos y orales, así como antibacterianos, antifungicos si el caso lo amerita.

El tratamiento es individualizado para cada paciente. Al ser la dermatitis atópica una enfermedad crónica, se debe comprender que el objetivo no es curar, sino controlar una enfermedad en base al conocimiento de la misma, de sus factores desencadenantes y de los cuidados básicos de un paciente con piel atópica.

Dra. Sonia Antonio – Dermatóloga CMP N° 32989
Clínica Central del INPPARES

No hay comentarios:

Publicar un comentario