miércoles, 1 de agosto de 2012

MIEDOS Y MITOS QUE PONEN EN RIESGO LA LACTANCIA MATERNA

Mamas pequeñas: La madre cree que el tener mamas pequeñas es una determinante de la cantidad de leche materna, creyendo que esta será escasa y no suficiente para la alimentación de su bebé. Sin embargo, el tamaño de la mama no influye en la cantidad ni el calidad de la leche.



Los antibióticos cortan la leche: Las mujeres cesareadas, por su condición reciben antibióticos, consideran que estos “cortan” la leche materna. Sin embargo, no existe relación válida. El cese de la leche se debe a la falta de estímulo (succión) y esto trae como consecuencia la ausencia de la leche materna.


La madre que es operada de cesárea,  cree que no puede cargar al bebé para darle de lactar por temor a que se le  habra la herida por rompimento de los puntos: Otro mito que existe entre las madres cesareadas es el miedo al dolor y al rompimiento de puntos y la creencia de la tardía cicatrización de la herida por cargar al bebé durante la lactancia.Ante esto temor optan por la lactancia artificial, que es realizada generalmente por otro miembro de la familia. No existe ningún impedimento para dar de lactar a su bebé, en este punto también es importante la postura para realizar esta actividad y el apoyo familiar.


La falta de apoyo de la pareja: La madre se abrumada por el exceso de trabajo, porque además de atender al bebé y amamantarlo tiene que cumplir con otras obligaciones: atender al resto de la familia y administrar el hogar, por lo tanto si no recibe apoyo de su pareja, ella dejará de amamantar a su bebé, privándolo del mejor alimento.

La madre cree que si da de lactar perderá la figura: Muchas madres no amamantan a sus hijos por temor a perder la figura, creen que las mamas quedarán deformadas, esto es totalmente falso, las mamas regresan a su normalidad una vez terminado el periodo de lactancia, tampoco quedarán gorditas, porque el amamantar hacer perder kilos de más.

La madre trabajadora cree que no puede amamantar a su bebe: La madre trabajadora se ve en una encrucijada, al tener que cumplir con las obligaciones laborales y las obligaciones maternales, y siente que no va a poder amamantar a su bebe y opta por la lactancia artificial. 

La madre con mucha anticipación debe buscar consejería y debe saber que hay leyes que la protegen para que pueda amamantar a su bebe, el descanso pre y post natal, al que puede agregar sus vacaciones, luego cuando se reincorpora al trabajo, tiene el permiso de una hora diaria, hasta que su hijo cumpla el año de edad, también el Ministerio de la Mujer desde el mes de agosto del 2006 dispuso la implementación de Lactarios en instituciones del sector publico donde laboren veinte o más mujeres en edad fértil, este espacio sirve para que la madre trabajadora pueda extraerse la leche, con la comodidad y privacidad necesaria y pueda almacenarla para darle al bebe cuando ella no esté.

Lic. Rosalía Bernabé Aymas
-CNP 0014
Nutricionista
Clínica Central del INPPARES




No hay comentarios:

Publicar un comentario